La re-evolución de nuestra Sansa, más malta, más madera, más graduación. Una barley wine con un cuerpo denso hasta los 13% ABV, con toques maderizados de los chips. Un auténtico birrote para recrearse y disfrutar.